Serendipity

Serendipity: 31/03/2012

Sí, bueno. He estado enferma, de nuevo. ¡Al menos preparo los Serendipity! 🙂

  • 12 habitaciones de escritores.
  • According to your will, de Naomi Alderman, en Granta.
  • Me gusta ser mujer (y odio a las histéricas), de Leila Guerrero.
  • A Slow-Books Manifesto.
  • Observadores observados: “Mira, hijo: Humanos”. “Un grupo de excursionistas navega por Baja California para ver ballenas y terminan siendo ellos el objeto de curiosidad de éstas. Como veréis en el vídeo, la ballena eleva a su cría y la sostiene fuera del agua para que pueda observar mejor a los humanos”.
  • The Importance of Frustration in the Creative Process, Animated.
  • La amistad entre mujeres (en Acapulco70).
  • The Brain on Love.
  • On taking yourself seriously (RookieMag).
  • Estándar
    Serendipity

    Serendipity: 24/03/2012 [edición doble]

  • Un sitio web para explorar con lupa: Make good things happen.
  • Una infografía como propuesta de matrimonio.
  • Revision and reading aloud.
  • Dramatic Signs of Aging That Occurred Between The Ages of 19-22.
  • Alternate reality (cómic).
  • Top Ten myths about introverts.
  • El arte de insultar.
  • Mudanzas, en Rostros de viento.
  • Pickup artist [xkcd comic]
  • 5 Art and Design Projects Inspired by Literary Classics (está en inglés, pero vean las ilustraciones igual)
  • Splenda, un poema de Maily Sequera.
  • Test vocacional: Trabajar de lo que te gusta.
  • Del otro lado (del espejo), en Blog Karibe.
  • Mental disorders visualized in six minimalist posters, vía Girl with curious hair
  • Estándar
    randomness, ratón de librería

    Reporte de daños, noticias, libros, amenazas y otras novedades

    El domingo pasado terminó FILVEN2012, nueve días de eventos literarios y compras nerviosas que acabaron con mi promesa de no comprar libros este año, con mis energías y con mis buenas intenciones de publicar algo en el blog toda la semana, al punto de que el pasado sábado ni siquiera hubo Serendipity. Paso, entonces, al reporte de daños:

    Libros comprados, recibidos o robados esta semanaFoto de Joe Shlabotnik en Flickr. Licencia CC BY-ND 2.0

    (Es mentira, yo no robo libros)

    La amigdalitis de Tarzán, de Alfredo Bryce Echenique. Lo compré usado, no me pregunten por qué. Me gusta Bryce Echenique, pero jamás había oído de la existencia de este libro y me llamó la atención. “Tarzán padece amigdalitis bajo el signo de la debilidad. Sólo descubrirán por qué los lectores de esta historia invencible de amor, humor y de cartas. La novela más viva de Alfredo Bryce Echenique. La historia de un entusiasmo sentimental y literario.”

    La guerra del fin del mundo, de Mario Vargas Llosa. Usado también: me vencieron las innumerables recomendaciones. Ya veremos.

    Manual exprés para no escribir cuentos malos, de Antonio Ortiz: Es una recopilación de innumerables textos y citas sobre el oficio de escribir cuentos, con autores que van desde Ednodio Quintero hasta Ernest Hemingway. Sospecho que la editorial se apega al fair use y no pidió permiso de ninguna índole, pero a dos bolívares no lo podía dejar pasar.

    Población experimental de anfibi@s, de Patricia González: Con esta novela, Patricia se ganó el premio Freddy Hernández Álvarez de novela. Me he leído la mitad y creo que tiene una voz única, original y atrevida, que no puede compararse con nada que esté haciendo nadie más en el país. Léansela. Se consigue en PDF en internet.

    El arte de enseñar a escribir, de Mario Bellatin: contiene textos sobre la Escuela dinámica de escritores, fundada por Bellatin en México. La contraportada promete mucho (“reúne los textos con os cuales se enseña el difícil arte de escribir en la EDDE“) y el libro no cumple dichas promesas. Es una estafa, no lo compren.

    La flor y sus apóstoles, de Daniel Linares: con esta novela Daniel ganó el II Premio de Literatura Stefania Mosca. Todavía no la abro, pero me convenció la contraportada: “Parodia mordaz pero dolorida de una teología del fin del mundo y del fracaso de la especie humana, esta novela delirante que usa del realismo mágico, la ciencia ficción ecológica y el collage narrativo para configurar, con múltiples niveles y voces, un complejo texto lleno de premoniciones…“, etcétera. Suena bien, ya les contaré.

    La vida de los mismos, de Carolina Lozada: ganadora del mismo premio, pero en mención Crónica, la verdad es que con este libro voy sobre seguro: son reseñas literarias, crónicas de ciudad, piezas reflexivas, algunas de las cuales se pueden leer en alguno de los blogs que mantiene Carolina.

    Novela rosa, de Nuni Sarmiento: Es una antología de cuentos, y como lo poco que he leído de Nuni me parece sencillamente fascinante, extraño y surrealista, pues sospecho que va a ser mi favorito de la lista.

    Gramática de la fantasía, de Gianni Rodari: Este libro va sobre los mecanismos de la creación, sobre la imaginación y la fantasía: he leído tres páginas y estoy enamorada.

    Un hombre muerto a puntapiés y otros textos, de Pablo Palacio. Antología de cuentos de este escritor ecuatoriano que jamás he leído, pero siempre me ha fascinado ese título: un hombre muerto a puntapiés. ¿Qué? Todos tenemos nuestras razones.

    Veinte, de Rafael Lugo: Otro ecuatoriano, pero éste está vivo. “Te robaron la cadena de oro y el reloj. Tal vez fueron los mismos paramédicos, quizás la gente del sector que se acercó apurada a cosechar lo que sembró el diablo. Te robaron, posiblemente, cuando hacían tu autopsia en la morgue. Te moriste muy a lo ecuatoriano: borracho, enamorado, con el volumen de la música a toda puta, a exceso de velocidad, en una curva donde la carretera tenía escombros abandonados por algún burócrata mal parido y, como corolario de tanta ecuatorianidad, saquearon tu cadáver sin la mínima compasión”.

    Diario de Saorge, de Jonuel Brigue: El autor se retira al monasterio de Saorge y escribe este diario, donde reflexiona y transita por los recuerdos. También leí apenas un par de páginas (no puedo evitarlo, libros nuevos) y me parece tan hermoso…

    Y el premio grande, Toda Mafalda. Lo veo en cada feria y en cada feria lo dejo, es muy caro. Pero ahora está en mi estante, y la sonrisa que tengo cada vez que volteo y lo miro, bien vale el gasto.

    Deudas externas

    Les estoy debiendo la segunda parte del manual para publicar en Amazon: no se me ha olvidado. Ya sé que el retraso es mucho, pero hará falta aún un poquito más de paciencia.

    Anuncios, novedades y otras amenazas

    Durante los próximos meses, este blog se mudará a un subdominio para dar paso a proyectos nuevos y simultáneos. Los que estén suscritos por RSS probablemente no tendrán que hacer nada distinto. Vienen novedades, rediseños radicales y no tan radicales, sorpresas y otras cosas más. Manténganse sintonizados.

    Si tienen Twitter, pueden seguirme: soy @mariannedh. Si les interesan mis divagaciones, pueden suscribirse para que las próximas entradas les lleguen por correo electrónico o por RSS.

    Estándar
    apuntes sobre el oficio de escribir, cortito cortito, ficcionando, notas al margen, notas al pie del manual de la vida, odios diversos, randomness

    Tanto, tanto ruido

    Va sin acentos por culpa de Android

    “Ruido de tenazas, ruido de estaciones, ruido de amenazas, ruido de escorpiones. Tanto, tanto ruido.” (Joaquin Sabina)

    Deambulo por los pasillos, por las calles, por los museos, buscando un lugar para escribir. Encuentro un jardin bonito, bien iluminado, compro un cafe, me siento. Cinco minutos, tres lineas luego, un anciano aparta una silla de mi mesa y se sienta. Me pide la hora. Luego, comienza a hablar de una mujer a quien le dieron un tiro. Un tiro en el pecho, dice, aqui, aqui. La sangre le bajaba por el brazo. Una santa, dice, era una santa. Verdad que era una santa? Un tiro en el pecho, tenia…
    Busco cualquier excusa y me levanto en busca de otro sitio. Encuentro un banco de cemento, amplio, mucho mas lejos, solo. Me siento. Tres lineas luego, una pareja se sienta a mi lado. Son jovenes. Durante un rato permanecen en silencio. Intento seguir escribiendo a pesar de su presencia. A los pocos minutos ella dice, en tono de reclamo, ?Entonces? Entonces, nada, dice el. Trato de aislarme, pero me llegan fragmentos de su disputa, y sus voces se van alzando mas y mas. Todo contigo es un problema, dice el, uno te dice mira, mira este libro y vos que, que miras, vos miras todo menos a mi, y ella dice, Vos no sabes comprometerte, yo no entiendo que haces conmigo si tanto te molesto, y el dice Cortala, todo el mundo te esta escuchando.
    Me levanto y me voy una vez m?s. Encuentro otro lugar. Una mujer con un bebe llorando. Encuentrl otro lugar. Un discjockey frustrado, de los que ponen reggaeton a todo volumen con los altavoces de sus celulares.
    Me levanto y me voy. En la habitacion -lo se- me esperan los taladros hidraulicos de la construccion.
    Hoy no es el dia, me digo, y me resigno.

    Publicado desde WordPress para Android

    Estándar
    Serendipity

    Serendipity: 10/03/2012

    ¡El primer Serendipity de los sábados! ¡Aprovechen su fin de semana! 😀

     

    Estándar
    citas cortas y largas

    Sobre escribir el libro que quieres leer

    “Los escritores son personas que escriben libros no porque no puedan comprarlos, sino porque están insatisfechos con los libros que pueden comprar pero que no les gustan.”

    Walter Benjamin, en “Desempacando mis libros”, una charla sobre coleccionar libros (en traducción de Felipe Beltrán sobre la traducción al inglés de Harry Zorn, se puede leer en PDF aquí).

    (Sí, estoy desaparecida, la gripe me atrasó todos los pendientes. Regreso pronto).

    Estándar