Foto de LadyGeekTV, bajo Licencia CC BY-NC 2.0
Activismo, geek es sexy, hablando seriamente, opinología

Sobre ser una nerd y una chica, y conocer tu camino en la vida

Foto de LadyGeekTV, bajo Licencia CC BY-NC 2.0

Foto de LadyGeekTV, bajo Licencia CC BY-NC 2.0

Tendría quizás doce o trece años cuando mi hermana mayor me enseñó a usar una computadora. Aprendí a mover un ratón usando MS Paint, y cuando tenía quince años hice mi primera “página Web” en Geocities, terriblemente fea y llena de gifs animados como eran las páginas de Geocities, y al mismo tiempo, mi primera aproximación para entender cómo funcionaba una página web, cómo funcionaban HTML y PHP en ese momento. En 2006, a los veintiún años de edad, creé mi primer blog en Blogspot, uno que pasaría por varias encarnaciones para llegar a su versión actual, pero que siempre conservó el mismo nombre: La vida no trae instrucciones . Creado como una manera de tratar de explicarme el mundo a mí mismo a medida que lo iba descubriendo, este blog se ha convertido en el lugar donde descubrí quién era yo, donde hice amistades improbables en todo el mundo que subsistirían aún más fuertes que las de mi adolescencia o infancia, y también el cajón de arena en el que saqué a pasear mis ideas impopulares sobre los libros, las leyes y el funcionamiento del mundo. Sería también el lugar donde me encontraría con un desfile interminable de trolls y haters, personas que tratan de ganar las discusiones recurriendo a ataques personales, y donde mi piel empezó a hacerse más gruesa con cada nuevo comentario de odio que me ha tocado leer.

Creo que fui muy afortunada de aprender temprano en mi vida el inmenso potencial de creación que Internet pone a disposición, algo que me fascina y me ha llevado a explorar áreas que no están cerca de mi campo de estudio y trabajo (la ley) . Las cosas increíbles que se pueden crear aparentemente de la nada, simplemente escribiendo algunas instrucciones en un idioma extranjero y haciendo que una computadora las obedezca, son extraordinarias. Sin embargo, también aprendí pronto que la Internet puede ser un lugar oscuro para ser mujer , sobre todo si eres joven y vulnerable (lo que no necesariamente va siempre de la mano con el hecho de ser mujer, a veces es sólo una parte de tu personalidad , como es mi caso) y es fácil verse herido por alguien que te dice que no perteneces a un lugar, que no eres capaz de hacer algo: es fácil herirte, porque apenas estás descubriendo quién eres y cuál es tu lugar en el mundo.
Para un nerd de corazón, esa identidad -la que conforman las cosas que amas-, puede ser más central, más fuerte, que la identidad de género, que suele consistir en elementos altamente externos heredados de la sociedad. En consecuencia, es muy duro – para alguien que ama los libros, la tecnología, la ciencia, la literatura – tener que escuchar-de muchas maneras diferentes, algunas más ofensivas que otras-, que ser nerd y ser una niña son cosas incompatibles, y que ya que no puedes cambiar el hecho de haber nacido niña, ser nerd te está negado por la naturaleza.

Han pasado los años, y hoy en día hay grandes campañas para hacer que la gente entienda que el género no necesariamente limita tus intereses. Sin embargo, el hecho de que estas campañas existan (y el hecho de que no existían hace quince años, cuando la gente de mi edad empezó a hacer contacto con la web y a crear su identidad) dice más acerca del problema que de la solución.
Después de que mi piel se endureció un poco, lo suficiente, en varios puestos de trabajo de los que me gustaron algunas cosas y otras no tanto, me encontré de frente con la dura realidad de que no soy una persona normal. No nací para pasar ocho horas al día, cinco días a la semana en una oficina, o para recibir un cheque de pago quincenal; no soy el tipo de persona que puede hacer el mismo trabajo día tras día sin aburrirse allá de los límites tolerables. Necesito aire, luz, tiempo y espacio , necesito un lugar para hacer cosas distintas y jugar, aprender, innovar, crear diferentes proyectos al mismo tiempo, pasar de un tema a otro. Es la única manera en la que puedo fluir con normalidad.

Me dije a mí misma: lo normal está sobrevalorado, y me acepté como soy.

Hace diez meses que dejé mi trabajo, mi trabajo normal, de quince y último, de gerente en una empresa del Estado. Ya no tengo una respuesta estándar para darle a la gente cuando me preguntan cómo me gano la vida (como abogada, doy consultoría sobre licencias alternativas; traduzco documentos legales del Inglés al español, diagramo ePubs, partiendo de mi conocimiento autodidacta de XHTML, estudio programación en C, derechos de autor y francés en cursos a distancia; dicto clases de la escritura creativa y sobre acceso a la información y libertad de expresión, leo todo lo que puedo, y entre una cosa y otra hago activismo: lo que más me fascina es precisamente lo que no me da dinero). Eso es la más difícil (“¿qué haces para ganarte la vida?” me pregunta la gente, y a veces me da flojera explicar todo esto, explicar que gano estrictamente lo necesario para sobrevivir y que todavía me dé tiempo para leer, para llenarme de historias, para aprender cosas nuevas y tratar de trabajar en mi novela; explicar que para mí, “trabajo” ya no es sólo la forma en que me gano la vida, que hago muchas cosas, algunas me dan dinero y otras no, y eso es todo). El resto del tiempo, esta es una de las cosas que me dan vueltas en la cabeza:
¿Qué pasaría si pudiéramos hacer que todas las mujeres, todas las niñas, tengan acceso al inmenso potencial creativo de la tecnología?
¿Qué pasaría si todo el mundo pudiera acceder a estas herramientas, sin tener miedo de ser quienes realmente son, de amar las cosas que aman; si todo el mundo pudiera utilizarlos para desarrollar las ideas que tienen en su cabeza, para crear, para construir, para conectar con otros?

¿Cómo podemos hacer de Internet un lugar seguro para las niñas y las mujeres de todo el mundo, un lugar en el que puedan desarrollar sus habilidades sin miedo, sin ser atacadas, sin ser vulnerables?

Yo creo que todos tenemos diferentes respuestas para esto, y tal vez la respuesta real sea el resultado de la construcción colectiva resultante de sumar todas esas respuestas. Mi respuesta a esto es la educación. Creo que si le damos a todas las personas, especialmente las mujeres, las herramientas para hacerse cargo de su propia seguridad y no depender de nadie más, para estar seguras de que están preparadas y de que han tomado las medidas necesarias para garantizar que sus actividades en línea, su información, sus datos sensibles están protegidos, esta seguridad será la herramienta más poderosa para empoderarlas, para que puedan lograr construir cosas extraordinarias que ni siquiera podemos imaginar todavía.
Ese es el mundo que quiero ver, y ese es el mundo al que quiero contribuir. Es una respuesta difícil de resumir en una línea cuando me preguntan mi profesión, es verdad, pero es el camino que he elegido para mi vida, y les digo que saber cuál es tu camino en la vida es una experiencia increíblemente liberadora.

Escribí este post originalmente para la campaña Las Mujeres Tejen la Red , y esta entrada se puede leer en inglés ahí, o en mi blog de Medium.

 

Anuncios
Estándar
Activismo, hablando seriamente, iuris et de iure, opinología

No, el Día Internacional de la Mujer no es una forma de discriminación

Women from all over Côte d'Ivoire gather to celebrate International Women's Day at the Palais de la Culture in Abidjan.  CC BY-NC-ND by United Nations.

Women from all over Côte d’Ivoire gather to celebrate International Women’s Day at the Palais de la Culture in Abidjan. CC BY-NC-ND by United Nations.

Son apenas las diez de la mañana cuando escribo estas líneas y ya hay en mi timeline al menos quince comentarios de personas declarándose en contra de la existencia del día de la mujer, porque consideran que éste es también una forma de discriminación. Esas mismas personas, supongo, estarán en contra de las medidas para fomentar la participación de las mujeres en sectores como la tecnología, donde tradicionalmente se han visto excluidas.
Así que les cuento: se llama acción afirmativa, y es la medida que se toma con la intención de “establecer políticas que dan a un determinado grupo social, étnico,
minoritario o que históricamente ha ya sufrido discriminación a causa de injusticias sociales, un trato preferencial en el acceso o distribución de ciertos recursos o servicios así como acceso a determinados bienes”. La acción afirmativa, o discriminación positiva, tiene la finalidad de nivelar el terreno hasta que se logre la igualdad de género.
La Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer define discriminación en los siguientes términos:

toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera.

En este sentido, respecto a las medidas de acción afirmativa, se ha pronunciado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en sus Consideraciones sobre la compatibilidad de las Medidas de Acción Afirmativa concebidas para promover la participación política de la mujer con los principios de igualdad y no discriminación:

La adopción por los Estados Partes de medidas especiales de carácter temporal encaminadas a acelerar la igualdad de facto entre el hombre y la mujer no se considerará discriminación en la forma definida en la presente Convención, pero de ningún modo entrañará, como consecuencia, el mantenimiento de normas desiguales o separadas; estas medidas cesarán cuando se haya alcanzado los objetivos de igualdad de oportunidad y trato.

El Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer recomendó:

que los Estados Partes hagan mayor uso de medidas especiales de carácter temporal como la acción positiva, el trato referencial o los sistemas de cuotas para hacer que progrese la integración de la mujer en la educación, la economía, la política y el empleo.

En este sentido, las medidas de acción afirmativa buscan promover el acceso de las mujeres a las mismas oportunidades y en las mismas condiciones que los hombres, y sólo deben cesar cuando la igualdad de oportunidad y trato haya sido lograda. Si hay dudas sobre el hecho de que la igualdad de oportunidad y trato no ha sido lograda, les dejo con algunas citas del Código Penal venezolano, reformado apenas en 2005, y que incluye artículos como los siguientes:

Se conserva la clasificación de la “seducción con promesa matrimonial” como un delito donde el bien protegible es el “honor” de la mujer:

Artículo 379.- (…) El que tuviere acto carnal con persona mayor de doce y menor de dieciséis años, o ejecutare en ella actos lascivos, sin ser su ascendiente, tutor ni institutor y aunque no medie ninguna de las circunstancias previstas en el artículo
374, será castigado con prisión de seis a dieciocho meses y la pena será doble si el autor del delito es el primero que corrompe a la persona agraviada.
El acto carnal ejecutado en mujer mayor de dieciséis años y menor de veintiuno con su consentimiento, es punible cuando hubiere seducción con promesa matrimonial y la mujer fuere conocidamente honesta; en tal caso la pena será de seis meses a un año de prisión.

Artículo 383. Todo individuo que por medio de violencias, amenazas o engaño hubiere arrebatado, sustraído o detenido, con fines de libertinaje o de matrimonio, a una mujer mayor o emancipada, será castigado con prisión de uno a tres años.

Se equipara a una mujer casada con una persona menor de edad:

Artículo 384. Todo individuo que por los medios a que se refiere el artículo precedente y para alguno de los fines en él previstos, haya arrebatado, sustraído o
retenido alguna persona menor o a una mujer casada, será castigado con presidio de tres a cinco años.

Si la raptada hubiere prestado su consentimiento, la pena será de prisión por tiempo de seis meses a dos años.

Se condona la pena cuando el culpable del delito (de violación, seducción o rapto) contrae matrimonio con la víctima, y se conserva la clasificación del delito como un delito donde el bien protegido es el honor y no la integridad de la persona. Si la mujer no es “honesta”, no tiene derecho a la indemnización civil:

Artículo 393. El culpable de alguno de los delitos previstos en los artículos 374, 375, 376, 378, 387, 388 y 389 quedará exento de pena si antes de la condenación
contrae matrimonio con la persona ofendida
, y el juicio cesará de todo punto en todo lo que se relacione con la penalidad correspondiente a estos hechos punibles.

Si el matrimonio se efectúa después de la condenación, cesarán entonces la ejecución de las penas y sus consecuencias penales.
Los reos de seducción, violación o rapto serán condenados, por vía de indemnización civil, si no se efectuare el matrimonio, a dotar a la ofendida si fuere soltera o viuda y, en todo caso, honesta.

Se diferencia el tipo penal y la pena a cumplir por adulterio en el caso del hombre y la mujer:

Artículo 394. La mujer adúltera será castigada con prisión de seis meses a tres años. La misma pena es aplicable al coautor del adulterio.
Artículo 395. El marido que mantenga concubina en la casa conyugal, o también fuera de ella, si el hecho es notorio, será castigado con prisión de tres a dieciocho meses. La condena produce de derecho la pérdida del poder marital. La concubina será penada con prisión de tres meses a un año.

Continuando con la protección del honor, le otorgamos atenuantes a los maridos que maten a la mujer adúltera y a su amante, o a los padres y abuelos que ejecuten un crimen contra los hombres que sorprendan “en acto carnal” con sus hijas o nietas solteras (sin importar si son mayores de edad, tampoco):

Artículo 421. No incurrirán en las penas comunes de homicidio ni en las de lesiones, el marido que sorprendiendo en adulterio a su mujer y a su cómplice, mate, hiera o maltrate a uno de ellos o a ambos.
En tales casos las penas de homicidio o lesiones se reducirán a una prisión que no exceda de tres años ni baje de seis meses.
Igual mitigación de pena tendrá efecto en los homicidios o lesiones que los padres o abuelos ejecuten, en su propia casa, en los hombres que sorprendan en acto carnal con sus hijas o nietas solteras.

Ahora díganme que las medidas de acción afirmativa no tienen sentido, que el feminismo es obsoleto y que la igualdad ya ha sido alcanzada. Vamos, argumentos.

Estándar
Foto de terminallychll en Flickr, usada bajo Licencia CC BY 2.0
Activismo, cultura libre

10 maneras de sortear el bloqueo a una página web

Foto de terminallychll en Flickr, usada bajo Licencia CC BY 2.0

Foto de terminallychll en Flickr, usada bajo Licencia CC BY 2.0

Desde los casos más cotidianos, como un video de YouTube inaccesible en tu país, a los más extremos, como un gobierno que desconecta a sus ciudadanos de Internet para impedirles organizarse, todos nos hemos enfrentado con restricciones al acceso a contenido en la web. La gente pregunta cómo sortearlas y de inmediato le recomiendan un VPN, o Tor, y en algunas ocasiones eso es como matar un mosquito con una bazuca. Dependiendo de las circunstancias en las que te encuentres, y del tipo de contenido al que desees acceder, algunas de estas herramientas te serán útiles y otras no. Hago esta lista, pues, para que puedas elegir lo que te conviene.
Del mismo modo, dependiendo de tus circunstancias, el país en el que te encuentras y el contenido al que vas a acceder, el uso de estas herramientas puede ser ilegal o enfrentarte a riesgo de despido o de cárcel. Úsalo con precaución y conciencia.

10. Google Translate

Si la página que deseas acceder es de texto (o el contenido que te interesa, digamos, es un texto) Google Translate puede funcionar como un proxy: simplemente le pides que traduzca el contenido de la URL que necesitas, por ejemplo, de español a español. Enrique Muriel lo explica acá.

9. Hola Unblocker

Esta aplicación se ha ganado una reputación merecida: fácil de usar, multiplataforma (existe para Firefox, Chrome, Android, Windows y OS) es especialmente útil para saltar bloqueos de contenido en videos, aunque funciona para cualquier tipo de página. Es tan simple como elegir tu instalación, instalarlo y asegurarte de que esté activado cuando lo necesitas.

8. Proxy

Los proxies son especialmente útiles si necesitas acceder a un contenido concreto (como un post en un blog, por ejemplo) porque funcionan en la web y no necesitas instalar nada: escribes la URL y haces clic. Algunos proxys estables y conocidos son Anonymouse, HideMyAss, EsProxy, o Proxy.org). También pueden usar éste, basado en Node Unblocker, o éste: ProxyDNS.

7. Modo Turbo del navegador Ópera

Si usas el navegador Ópera, quizás conozcas el modo Turbo, diseñado para permitir que las páginas web se carguen más rápido en conexiones lentas. Sin embargo, una suerte de “efecto colateral” es que en el modo Turbo, se puede acceder a páginas bloqueadas, como The Pirate Bay.

6. Utilizar la dirección IP de la página

En muchos casos, en especial cuando el bloqueo viene de autoridades gubernamentales, el problema se encuentra en los DNS, lo que origina que las direcciones web no puedan convertirse a IP y por ende se vuelven inaccesibles. Esto se resuelve fácilmente, usando una herramienta de conversión de dirección web a IP, como ésta. Luego de que tienes la IP, la copias en tu barra de navegación y listo. No siempre funciona perfectamente.

5. Acceder al caché de la página

Si buscas la dirección que necesitas en Google, y luego haces clic en la diminuta flecha verde que se ve en la imagen, puedes acceder a una versión de la página guardada en caché, que es básicamente una fotografía de la página tomada por Google para usar como respaldo. En este caso, la página no siempre estará actualizada al momento, sino que frecuentemente puede tener un retraso de algunas horas; si la información que quieres acaba de salir publicada no siempre te será igual de útil.
cache

4. Usar un servicio como Pocket o cualquier otro que funcione como un suscriptor de feeds

Cualquier servicio que te sirva para guardar el contenido en un lugar distinto es útil. Suscribirte al feed de un blog bloqueado usando Feedly, por ejemplo, hará que recibas todo el contenido de manera regular y sin preocuparte por bloqueos. Igualmente, si usas Pocket, añadir la URL usando el símbolo de + hará que Pocket lo copie a tu cola de lectura.

3. Tor

De aquí para abajo entramos en territorio de bazucas. Tor es una herramienta poderosa, no sólo para evadir bloqueos, sino para proteger la privacidad. Si vives en un lugar donde hay una amenaza real de un bloqueo masivo a Internet, o si eres un activista, te recomiendo que tengas Tor instalado y aprendas a usarlo. Me han dicho que recomiende también Tails (una bazuca bastante más grande), pero creo que las personas que necesitan usar Tails no necesitan que yo se los recomiende, probablemente saben mucho más que yo.

2. Navegador Pirata

Pirate Browser es un navegador basado en Firefox que viene con Tor, FoxyProxy y otras configuraciones predeterminadas para sortear la censura. Es una suerte de one-stop-shop, claro, porque es todo un navegador y la idea es que lo uses en lugar de tu instalación regular de Firefox o de Chrome (si usas Internet Explorer, tenemos que tener una conversación distinta).

1. VPN

Un VPN es una red privada virtual que enruta tu tráfico por una conexión segura: puedes leer más sobre VPN aquí, yo no tengo tiempo de explicarlo. Por estos días he escuchado mucho que recomiendan HotSpot Shield, aunque yo jamás lo he usado: puedes descargarlo acá.
Todavía hay otras maneras de hacer lo mismo, pero creo que esto debería bastarle a un usuario promedio. Si quieres aprender más sobre cómo sortear la censura de Internet, te recomiendo este manual.

Se aceptan otras recomendaciones, si las tienes, para la gente que venga después de ti. Si tienes cuenta en Twitter, puedes seguirme: allá soy @mariannedh, y comparto enlaces interesantes a medida que me los voy encontrando: muchos tienen relación con este mismo tema. También puedes suscribirte al blog por RSS o por correo electrónico si no quieres perderte nada.
Estándar
Activismo, cultura libre, en bits y bytes, odios diversos

Por qué no me gusta la #SOPA y a ti tampoco debería gustarte

El próximo 24 de enero, una ley llamada Acta de Cese para la Piratería Online, conocida por sus siglas en inglés como SOPA (Stop Online Piracy Act, o Ley HR3261) podría ser aprobada en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. La mayoría de los lectores de este blog vienen de países distintos a EE.UU., así que supongo que estarán preguntándose qué les puede interesar una ley que se apruebe en gringolandia. Pero resulta que sí.

Resulta que esta ley, de aprobarse, podría acabar con Internet tal como la conocemos.
Este proyecto de ley, bajo la excusa de proteger la libertad de expresión, otorgaría al Departamento de Justicia estadounidense poderes para solicitar órdenes judiciales contra aquellas personas que sean acusadas de facilitar o permitir infracciones a la propiedad intelectual. Las palabras claves: “permitir o facilitar”. Esto significa que la ley convierte a los proveedores de servicios de internet, a los motores de búsqueda como Google, a los proveedores de servicio de pago como PayPal, y en general a las páginas web, en cómplices y culpables del “delito” de “infracción de copyright”.
Jane Wells, representante de WordPress, señala:

En el sistema legal americano, la carga de la prueba recae sobre el acusante, y la gente es inocente hasta que se le prueba culpable. Este principio parece estar en discusión cuando se trata de la web, si esta ley es aprobada, puesto que las compañías podrían echar abajo sitios web basados meramente en acusaciones.

El objetivo de esta ley es proteger contra la piratería aquellos contenidos protegidos por propiedad intelectual, y la forma en que se planea realizar esta protección es casi omnipotente: bloqueo de webs, eliminación de enlaces a contenido desde motores de búsqueda, bloqueo financiero (como el que se hizo a Wikileaks con PayPal). Del mismo modo, como señala Wells, los ISPs obtendrían inmunidad para bloquear cualquier sitio web que sea presuntamente culpable de una infracción de copyright, sin ninguna clase de procedimiento previo.
Esta ley no afectaría únicamente a los sitios web estadounidenses, sino que, tal como señalan en Omicrono, hay diversas formas en las que el gobierno americano podría bloquear o inutilizar un sitio acusado de violar el copyright:

Alterar los servidores DNS de los proveedores de internet para que ciertos sitios web no sean accesibles, (…); Pedir a los motores de búsqueda que alteren sus algoritmos de búsqueda para excluir a toda página sospechosa de los resultados; (…) Se pueden cerrar cuentas por ejemplo de servicios como Paypal de páginas que alojen material copiado ilegalmente

Este video de siete minutos, en español, explica de qué va la ley SOPA.

La hermana de la SOPA: PIPA.

La Protect IP Act es el proyecto de ley que permitiría al gobierno estadounidense aplicar la SOPA a sitios web que no estén alojados, operados o registrados en los EEUU. De este modo, permitiría la obtención de una orden judicial contra los proveedores de transacciones financieras, los servicios de publicidad en Internet (como AdSense), los proveedores de servicio de internet y las “herramientas de localización de información” (como Google) para exigirles que terminen con todo tipo de transacciones financieras con el sitio “infractor” y que eliminen los enlaces a éste, e igualmente podrían ordenar a los DNS que tomen medidas para que la dirección IP del sitio en cuestión no pueda ser resuelta. De este modo, la única forma que restaría para acceder a un sitio “infractor” sería a través de su dirección IP directa.
Una de las preocupaciones más graves planteadas contra SOPA y PIPA es que su puesta en práctica requeriría por parte de los ISPs la aplicación de inspecciones profundas de paquete (Deep Packet Inspection), que implicarían la revisión y el análisis de todo el contenido transmitido por el usuario, lo que conlleva violaciones graves al derecho a la privacidad. Igualmente se ha planteado que la aplicación de la ley plantearía riesgos mayúsculos para la seguridad del usuario en Internet.


Estás en EEUU aunque no lo sepas

Hace una década, más del 70% del tráfico en Internet pasaba por los Estados Unidos. Hoy se estima que esta cifra ha bajado a menos del 30%. Sin embargo, un sencillo traceroute a cualquier página que nos interese, como por ejemplo, la que estás viendo (que está alojada a través de un servicio de hosting venezolano y escrita en Venezuela), nos demostrará que incluso la IP de esta página es estadounidense. Pero podemos hacer un traceroute, por ejemplo, a Alt1040, o a Letralia, algunas de las páginas más visitadas que se me vienen a la mente, y veremos que al menos en uno de los saltos (“hop”) la IP será estadounidense. Inténtenlo ustedes mismos con la página que se les ocurra. En cualquiera de estos puntos, el tráfico podría ser obstaculizado por esta ley, como si de una aduana electrónica se tratara.


Es la leeeey del Oeste

En materia de propiedad intelectual, la ley estadounidense es la más protectora del mundo, por no decir la más leonina. El sistema legal norteamericano les permite extender el lapso de propiedad intelectual de las obras sobre las que exista un interés económico cada vez que éste se encuentra por expirar, lo que ha permitido mantener a Mickey Mouse más de cien años dentro de la protección por copyright.
De cualquier modo, Estados Unidos no es el mundo, y las leyes de propiedad intelectual tienen limitaciones territoriales y varían de país a país. Por ejemplo, en Venezuela, la obra entra en dominio público sesenta años después de la muerte del autor. Sin embargo, mediante la aplicación de SOPA y PIPA, Estados Unidos pretende que a mí, a ti y a cualquier siberiano se le pueda forzar a cumplir unas limitaciones que no le son aplicables de acuerdo a la ley. Esto es, ya que el gran Francis Scott Fitzgerald, de quien soy fan absoluta, tuvo la mala idea de morir en 1940, yo podría, de acuerdo con la legislación de mi país, enlazar acá (o copiar completa) su novela El gran Gatsby, considerada una de las obras maestras de la literatura del siglo XX. Ah, pero resulta que El gran Gatsby no entra en el dominio público en los EE.UU. hasta el 2021, al menos, y en consecuencia, si SOPA y PIPA son aprobadas, este blog podría ser bloqueado como consecuencia del legítimo ejercicio de mis derechos realizado cuatro líneas atrás.
Un proyecto de ley llamado OPEN (Online Protection & Enforcement of Digital Trade Act) intenta oponerse a SOPA, con el interés de “proteger la propiedad creativa en América [del Norte] al mismo tiempo que asegurar el Internet abierto y accesible que te mereces”. Asimismo, los propulsores de OPEN desean abrir el proceso legislativo con una herramienta llamada MADISON, que, si entras a la página de OPEN, te permite leer, añadir comentarios y editar el proyecto de ley.
Por su parte, más de treinta empresas, incluyendo a Google, Facebook, Twitter, Yahoo, Wikipedia, Amazon y Paypal planean dejar de prestar sus servicios el 23 de enero como medida de presión.

Si escribes Google en Google, se rompe Internet

En lo personal, creo que una vez más, los legisladores muestran su completa ignorancia en cuanto al funcionamiento de Internet, o como se señaló más elegantemente en el blog de WordPress, que “las personas que escriben estas leyes no son las personas que escriben la web independiente, y no están allí para protegerla, así que tenemos que luchar por ella nosotros mismos”. Creo que esta gente pretende romper el Internet al más puro estilo de The IT Crowd, pero de una manera mucho menos cómica.

Ahora te toca actuar

Para que Internet se mantenga libre, neutral y accesible, nos corresponde a nosotros, los que la usamos, la construimos y la transformamos, actuar en contra de las iniciativas que pretenden bloquearla. Podemos difundir los artículos que leamos al respecto (como éste, éste o éste, o el que estás leyendo, a través de los botones al final del post). Podemos escribir nuestras opiniones al respecto en blogs o redes sociales. Podemos firmar esta petición de Avaaz que será llevada ante el Congreso, aunque no seamos estadounidenses. Podemos contarles a los demás lo que está pasando. Lo único que no podemos hacer es quedarnos callados.

En otros blogs:

Para seguir detestando la #sopa.
SOPA: O cómo Internet se convertirá en televisión.
WordPress se manifiesta contundentemente contra la ley SOPA y llama a movilizaciones en su contra.
Qué significan SOPA, PIPA, y qué puedes hacer sobre ello.
Stop Online Piracy Act o SOPA, el ataque definitivo a Internet.
Dear Congress: It’s no longer OK not to know how the Internet works.

Estándar
Activismo, en bits y bytes, notas al margen, qué cosas ¿no?, randomness

Comentarios aleatorios de miércoles por la mañana

<Random mode on>

  • El jueves 21 de julio del año en curso, estaré participando en la mesa de Política Comparada del XI Simposio de Ciencia Política de la Universidad Simón Bolívar, con una ponencia largamente titulada Experiencias comparadas en el uso de Internet para la participación popular en Políticas Públicas en Latinoamérica. Bajo ese largo título, estaré hablando acerca de cómo experiencias de otros países, como “Senador virtual”, “Chat con los senadores”, “Marco Civil” y “Cultura Digital.br”, pueden ser utilizadas para elaborar proyectos para la ciudadanía digital y la participación en la construcción colectiva de políticas públicas en países semianalfabetos tecnológicamente, como uno que yo conozco.
  • Estoy diseñando un curso piloto en la Universidad P2P, titulado “Ciber-seguridad y protección de datos“. Lo que me encanta de la P2PU es que cualquiera puede diseñar un curso, siempre que haya suficientes personas interesadas en participar; que los cursos son gratuitos y online en todos los aspectos y que no hay profesores: la persona que propone el curso se dedica a moderarlo y dirigirlo, pero el sistema es “educación peer to peer”. (Si quieren saber más sobre la Universidad P2P, clic aquí). La idea de diseñar este curso y adaptarlo a la plataforma P2P viene de un proyecto que tengo por ahí (concretamente, una ONG) y del cual les hablaré luego, cuando esté más cocido, pero que tiene que ver con todo lo que he hablado en este post (que al final, no está resultando tan aleatorio). También, de que quisiera ver cómo se adapta la plataforma para, en el futuro, crear un curso de expresión literaria peer to peer, a ver cómo resulta eso. El curso de ciber-seguridad está todavía en el cascarón, pero planeo lanzarlo en agosto, si la comunidad lo aprueba (eso, porque en agosto habré terminado mi curso sobre Gobernanza de Internet y mi semestre en la universidad, y podré respirar, creo), de modo que si hay alguien interesado, desde ya puede revisar el borrador del curso, hacer sugerencias en los comentarios e incluso inscribirse para cuando el curso abra.
  • Como al final el post no resultó tan aleatorio nada, aquí dejo un video que no sé si he puesto antes en el blog, pero que me encanta:
  • </Random mode off> (Sí, claro)

Estándar
Activismo, iuris et de iure

Por una Internet libre, neutral y accesible: #March12, Dia Mundial contra la Cibercensura

La libertad de expresión es un derecho fundamental reconocido en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un derecho civil, individual, que se define por “la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideraciones de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección y gusto”. Este derecho, de acuerdo a los parámetros acordados por la comunidad internacional y reconocidos mundialmente como característica esencial de la libertad de expresión, no puede estar sujeto a censura previa, sino a responsabilidades ulteriores; esto es, el límite de este derecho está constituido por el derecho de los demás al propio honor y reputación, y por la seguridad nacional y el orden público.

De manera creciente, Internet se ha posicionado como una herramienta fundamental para el ejercicio de los derechos civiles y políticos en todo el mundo. Los recientes acontecimientos con Wikileaks y las revoluciones en los países árabes son, quizás, las pruebas más evidentes e inmediatas de la magnitud y alcance de las herramientas proporcionadas por la web, en manos de ciudadanos que desean ejercer sus derechos fundamentales. No son las únicas, sin embargo: a lo largo de todo el planeta, los internautas no sólo utilizan la red para ver fotos de gatitos, sino también para hacer que sus políticos rindan cuentas, para organizarse en torno a las elecciones o para denunciar las violaciones a los derechos humanos.

Por su parte, al mismo tiempo que muchos gobiernos han entendido, al menos parcialmente, el potencial de Internet para el cambio político, como herramienta para involucrar a los ciudadanos en la toma de decisiones, otros tienden a verla como un peligro, latente o real, y han aplicado diferentes medidas de censura, velada o directa, ya sea mediante la filtración masiva de páginas web, el bloqueo de determinadas palabras clave, la persecución de ciberactivistas o la promulgación de leyes que pretenden regular el contenido en la web.

Reporteros sin Fronteras, desde el año 2008, realiza una campaña para hacer del día 12 de marzo el Día Mundial contra la Cibercensura. Asimismo, cada año hacen público el informe sobre los enemigos públicos de Internet; aquellos países que, de acuerdo a la organización, violan o están en riesgo de violar la libertad de expresión online.

En la página web de la campaña, pueden leer más sobre el tema -lamentablemente, está en inglés-, así como examinar el informe anual, ver quiénes fueron los nominados al Netizen Prize que fue, muy merecidamente, ganado por Nawaat, donar a la campaña y suscribirse a otro newsletter más al newsletter sobre este tema.

Estándar