mis placeres culposos, qué cosas ¿no?, top jevita, what is life without whimsical?

Top Jevita: Mis 10 videos de belleza favoritos en YouTube

Advertencia: Éste es un post jevita. Si te parece lo más aburrido del mundo que alguien te enseñe cómo convertir una camisa de hombre en un vestido, por favor, regresa el sábado, cuando tendremos Serendipity. ¡Gracias por tu paciencia!

Ando en una onda de autoaceptación de todas las partes de mí misma (son unas cuantas) y por eso, a partir de hoy, un jueves de cada mes estará dedicado a la frivolidad. A lo superficial, a lo banal, al fast food cultural y a todas las cosas que tradicionalmente le han sido asignadas al género femenino por la sociedad occidental. El color rosa, el maquillaje, los tacones y las chick flicks. Como parte de mi ejercicio de libertad personal, creo que elegir conscientemente estas cosas me hace también libre. La sección se llama Top Jevita y éste es el primer post.

Todos tenemos nuestros placeres culposos. Uno de los míos es ver videos de belleza en YouTube. Hay tutoriales de todo lo que se puedan imaginar, y es como un vórtex que te succiona el alma y el tiempo. Sin embargo, a través de esos videos he aprendido algunas cosas interesantes y muy útiles, como que ser mujer puede ser muy divertido. Acá, mis diez favoritos, con los consejos más esenciales que puede necesitar una jevita.

Foto de Sophe89, bajo licencia CC BY-ND 2.0 en Flickr

Si tienes mucho tiempo libre, puedes ver la lista completa en YouTube (dura 49:50 minutos). También, si conoces videos con tips que quieras compartir, me gustaría mucho que los dejaras en los comentarios.

 

Estándar
conocimiento ocioso, mis placeres culposos, randomness, what is life without whimsical?

Advertencia: éste es un post estúpido

Advertencia: éste es un post ladrillo, no apto para mentes estrictamente intelectuales y profundas que no puedan permitirse un poquito de estupidez en sus vidas. Si usted es un señor, señora o señorita muy serio, muy serio, no siga leyendo: vuelva mañana, que tendremos una guía sobre cómo publicar en Amazon.

Hace unos días, en el taller de narrativa del Celarg, un compañero nos leyó un cuento hilarante sobre un personaje que se dedicaba a la metoposcopia, una cosa que ninguno de nosotros sabía que existía y que consiste en una forma de adivinación de la personalidad según los lunares del cuerpo. Ajá. Obviamente la mitad de nosotros salimos de ahí a buscar en Google de qué iba la cosa, porque como venezolanos, podemos ser escépticos y hasta ateos, pero todo lo que sea bochinche va con nosotros.
Como es evidente, no voy a ponerme a describir mis lunares. Pero mi lectura va más o menos así (y en lo personal, creo que está bastante cerca)

Tengo lunares en la cara

  • profundo apego a la madre, gran feminidad y sentimiento de rivalidad femenina (mira, mamá).
  • vida interior intensa, naturaleza soñadora, gran imaginación. (algo de eso habrá)
  • gran tendencia a fiarse de las apariencias, dulzura, templanza y moderación. Carácter superficial y vanidoso (¿Será?)
  • modestia, reserva, obsequiosidad, carácter dulce.
  • una mujer de carácter seguro, un puntal real para los suyos.
  • mujer de corazón, que tiene necesidad de apoyo, afecto, confianza. (¿qué es una mujer de corazón? uno tiene corazón, a menos que sea como este tipo)
  • gran sensualidad, tendencia a la pereza o a la dejadez.
  • dificultades familiares, problemas de relación con miembros de su familia.
  • mujer de carácter determinado, entregada, simpática. (uhm, simpática no sé)
  • consciente de su valor, sus cualidades, necesidad de reconocimiento y consideración.
  • mujer de carácter equilibrado, de sentimientos estables y profundos, llena de buen sentido y naturalidad.
  • carácter enérgico, espíritu penetrante, pero al mismo tiempo tendencia a dispersarse o falta de perseverancia. (jum. Soy Géminis, ¿qué querían?)

Sí, es una gafedad, pero es divertido y como dice Sheldon, what’s life without whimsical? Acá les dejo un par de enlaces donde les cuentan qué significan sus lunares y los de los demás.

Si tienen Twitter, pueden seguirme: soy @mariannedh. Si les interesan mis divagaciones, pueden suscribirse para que las próximas entradas les lleguen por correo electrónico o por RSS.

Estándar
52libros, conocimiento ocioso, los libros me devoran, mis placeres culposos

Platón en píldoras y Maquiavelo en jarabe

Viviendo entre intelectuales y wannabes literarios, obviamente, estoy más que acostumbrada a que me miren feo cuando acepto en público el hecho de que de vez en cuando leo cosas que caen en la categoría de autoayuda. Me leí Quién se ha llevado mi queso, lo acepto, y también La princesa que creía en cuentos de hadas. Hubo una época en que me gustaba Coelho, y sólo después de Cómo mandar a la gente al carajo me di cuenta de que nada de eso tenía sentido para mí: ya mando a la gente al carajo bastante bien y regularmente.
Pero, tal como lo he dicho, nada de eso tenía sentido para mí: reconozco el hecho de que hay gente para la cual, algunos de esos libros, o fragmentos de ellos, tienen sentido. Y no veo nada de malo en ello, quiero decir, no toda la comida es caviar y no toda la literatura es Vargas Llosa, y eso no quiere decir que haya algo malo en un plato de nachos con queso.
A todas éstas, después de pasar por Oli y Corri y por las sillas de un par de sicólogos (¿ya nadie usa divanes en este país, gente?), debo reconocer que me harté de cualquier cosa que prometiera ayudarme de cualquier manera a estar menos loca. Empecé por decirme, bueno, qué rayos, así están las cosas y yo soy quien soy. Pero resulta que, después de la dichosa autoaceptación, uno sigue teniendo problemas. Dilemas éticos, problemas personales, decisiones profesionales difíciles y peleas con la familia. Eso es la vida, y ¿cómo lidiar con eso?
A estas alturas de la vida, resulta que me vino bien otro libro “de autoayuda”. El tan mentado Más Platón y menos Prozac, de Lou Marinoff, que no es una obra maestra de la literatura, pero enseña a tomarse las cosas, literalmente, con filosofía. Filosofía for Dummies, si así lo quieres, pero filosofía al fin y al cabo. Porque para gente como yo, no se trata de agarrar una de esas declaraciones de la columna de Coelho en Todo en Domingo y repetirla como mantra. Uno necesita entender por qué las cosas funcionan de una determinada manera, no sólo el motor del carro, sino también nuestra cabeza. Y al ir leyendo, nos vamos dando cuenta de que nuestros problemas son problemas filosóficos. No todos, es decir, el hecho de que no me alcance el sueldo al final de la quincena y de que mi pareja viva en otra ciudad son problemas materiales, pero incluso, la forma en que lidio con esas cosas, y que me genera aflicción, puede ser simplemente un problema de incongruencia en mi sistema filosófico, en mi ética, en mi escala de valores.
Y bueno, así están las cosas. Ésta no es una reseña literaria, es mi sugerencia de que, si creen que sus problemas van por ahí, y no están interesados en sentarse en la silla de un sicólogo a que les expliquen cómo todos sus conflictos personales no resueltos tienen que ver con su madre, y son de esa clase de gente a la que le gusta pensar, analizar y leer, quizás les sirva para algo la mentada terapia filosófica. No es un remedio para todos, al igual que no a todo el mundo le gustan los nachos con queso. Por lo menos es interesante.

Estándar
mis placeres culposos

Mis placeres culposos (1): Música en “franglish”

Confieso: Me encanta la música en franglish. En cambio, la música en spanglish me suena toda a reggaetón. Hasta ahora, al menos.
Me encanta Manu Chao, también.
Este video corresponde al tema “L’amour a la francaise”, con el cual Francia participó en el Festival Eurovisión 2007. El grupo se llama Les Fatals Picards.
Transcribo la letra más abajo, por si, como yo, se pierden.

I remember, jolie demoiselle
The last summer, nous, la tour Eiffel

I remember comme tu étais belle

So beautiful with your sac Chanel

Sur les ponts de la Seine

Let’s do it again, again, again, again

You gave me a rendezvous

What is it, what is it?

Je le chercher à toi, dans les rues
Je ne suis pas venir car tu ne l’es plus

Je le regarde partout, where are you?

My heart is bleeding, oh I miss you

L’amour à la française

Let’s do it again, again, again, again

You gave me a rendezvous

Et je cours, je cours, je cours

I’ve lost l’amour, l’amour, l’amour

Je suis perdu, here without you

And I’m crazy, seul à Paris

Je, tu le manque, sans toi I can’t

Et sous la pluie, I feel sorry

Champs-Élysées, alone, la nuit

Le Moulin Rouge, I feel guilty

Et le soleil est plus brûlant que les oiseaux

Et dans le ciel, I miss you so

A souvenir, a rendezvous

Des fleurs, des fleurs, des fleurs for you

Je, tu le manque, sans toi I can’t

Et sous la pluie, I feel sorry

Je suis perdu, here without you

And I’m crazy, seul à Paris

I remember, jolie demoiselle

The last summer, comme tu étais belle

I remember, nous, la Tour Eiffel

So beautiful with your sac Chanel

L’amour à la française

C’est que je t’aime, je t’aime, je t’aime, je t’aime

I give you a rendezvous

Et je cours, je cours, je cours

I’ve lost l’amour, l’amour, l’amour

Je suis perdu, here without you

And I’m crazy, seul à Paris

Je, tu le manque, sans toi I can’t

Sous la pluie, I feel sorry

Champs-Elysées, alone, la nuit

Le Moulin Rouge, I feel guilty

Et le soleil est plus brûlant que les oiseaux

Et dans le ciel, I miss you so

A souvenir, a rendezvous

Des fleurs, des fleurs, des fleurs for you

Je tu le manque, sans toi I can’t

Et sous la pluie, I feel sorry

Je suis perdu, here without you

Estándar