lo bueno, si breve

[pullquote align=”full” cite=”Annie Dillard, The writing life” link=”http://amzn.to/22wfn5S” color=”#0f837d” class=”” size=””]No debería sorprender a nadie que la vida del escritor -tal como es- es carente de color hasta el punto de la privación sensorial. Muchos escritores hacen poco más que sentarse en pequeñas habitaciones, recordando el mundo real. Esto explica por qué tantos libros describen la infancia del autor. La infancia de un escritor podría bien haber sido la ocasión de su única experiencia de primera mano. Los escritores leen biografías literarias, y se rodean a sí mismos de otros escritores, deliberadamente, para imponer en sí mismos la noción ridícula de que una opción razonable para ocuparse a uno mismo en el planeta hasta que se agote su tiempo de vida, es sentarse en una habitación pequeña por la duración de ese período, en compañía de piezas de papel.[/pullquote]

Anuncios

La vida del escritor

Cita

2 thoughts on “La vida del escritor

  1. Susana dice:

    Escribir puede ser tan solo “estar en compañía de piezas de papel” o o puede implicar crear un mundo personal que supera y está muy por encima de la realidad que te haya tocado vivir. Todo depende de cada uno, no del acto de escribir. Iggy Pop decía hace poco “estoy atrapado en la vida de un artista famoso” demostrando que incluso las personas que disfrutan de los privilegios de la fama y han dejado de ser anónimos (ciertos artistas sienten esto último como su mayor peligo, al menos al principio de su carrera, lo cual les lleva a frustraciones injustificadas) se sienten también en una jaula.

    Dejar de luchar por batallas que sabemos objetivamente que vamos a perder cuando las pensamos en serio como la que he mencionado en mi comentario anterior, convirtiendo así a nuestro cerebro en un aliado que trabaja a nuestro favor en la vida en vez del malo de la película por oponerse a lo que dice nuestro corazón, reciclar peligros como el de resultar anónimos en oportunidades de ser conocidos que no tendremos una vez que lo logremos o redefinir la realidad cuando esta nos aplasta (Susan Sontag en un momento de soledad dijo “no tengo a nadie pero al menos me puedo escribir a mí misma”) son cosas que tienen por sí mismas poder de sobra para transformar unos trocitos de papel en una habitación a solas en algo que dé sentido a toda una vida.

    Todos nos pasamos la vida de jaula en jaula y no hay escapatoria posible pero yo lo que quiero es poder decir “Estoy atrapado en la vida de Susana” para así ser al mismo tiempo prisionera y carcelera. Tener las llaves de tu celda sobre la pared y a tu alcance es un lujo que ningún Iggy Pop puede disfrutar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s