Instantáneas cotidianas, randomness

Verbos de febrero

The wheel goes round.

Una foto publicada por Marianne Díaz Hernández (@mariannedh) el 14 de Feb de 2016 a la(s) 8:50 PST

//platform.instagram.com/en_US/embeds.js

Febrero fue un mes loco, no hay otro adjetivo que se me ocurra. Empezando marzo, siento que apenas estoy volviendo a establecerme en mis rutinas y a recuperar el hilo del trabajo que dejé pendiente a finales de enero, pues tantas cosas sucedieron que febrero fue más una brecha que un mes, un espacio en blanco. Por eso, este mes más que nunca, hago un esfuerzo por recordar que sí sucedieron cosas en este mes que siento como tiempo perdido.

Disfrutando adoptar nuevos hábitos que estaban en el extremo opuesto de lo que me resulta natural, como ir a hacerme una manicure de vez en cuando, o intentar ponerme un poco de maquillaje para estar en casa. Esto de trabajar por cuenta propia puede hacer que nos desconectemos muchísimo de ciertos hábitos que, aunque los consideremos innecesarios, pueden tener un gran impacto en cómo nos sentimos, en particular quienes somos propensos a la depresión. La moraleja es: péinate y ponte un poco de perfume.

Comiendo todo el grapefruit que puedo encontrar. Es un problema, porque acá no diferencian la toronja rosada de la toronja amarilla, y mientras la primera es una de mis cosas favoritas del mundo mundial, la segunda la odio con una fuerza digna de mejores propósitos. Si alguien sabe cómo diferenciarlas sin tener que llevármelas a casa y cortarlas primero, que me avise.

Escuchando a Ingrid Michaelson en bucle. No sé si ya la mencioné acá en el blog, pero esta canción es capaz de levantarme por las mañanas cuando sólo quiero seguir durmiendo por cuarenta y ocho horas.

Mirando The Affair. Como siempre, llegué tardísimo a esta serie, pero es fantástica. Las historias son contadas desde los puntos de vista de los diferentes personajes, y mi parte favorita es ver cómo difiere la manera en que dos personajes vieron o recuerdan los mismos hechos -en ocasiones, por completo-. La advertencia necesaria es que tiene muchas escenas de sexo: no es apta para espectadores impresionables.

Esperando la nueva temporada de House of Cards, que fue liberada el viernes y aún no he tenido oportunidad de ver: realmente necesito unos tres días libres para hacer un maratón de Frank Underwood.

Leyendo “Agosto”, de Rubem Fonseca. En realidad estoy leyendo cuatro o cinco libros a la vez, pero éste es el único que es una novela y es el único que realmente me tiene atrapada, a pesar de que lo había abandonado un par de veces antes. Es una de esas novelas en las que tienes que estar muy dentro de la historia o pierde el sentido, pero Rubem Fonseca es un maestro en contar historias policiales.

Haciendo un curso de diseño gráfico en Coursera que me encanta, y recordando que cuando me gradué de bachillerato lo que quería estudiar era diseño gráfico.

Intentando recuperarme de una bronquitis fulminante que me dejó en cama por semana y media a mi regreso de Marsellas, y que todavía me hace toser y sentirme con pocas ganas de emprender cosas nuevas.

¿Y ustedes qué hicieron en febrero?

Si quieres estar pendiente de mis próximos artículos, puedes seguirme en Twitter, o suscribirte al blog por correo electrónico o por feed. Además, en esta casa, los comentarios son apreciados.
Anuncios
Estándar

3 thoughts on “Verbos de febrero

  1. A. Rangel dice:

    Yo esta semana leí en el twitter de un chavista “Q arrechera yo cobre 3.500. Q es lo q gano semanal y compre un kilo de queso y uno de caraota y en eso gaste mi semana d trabajo 3.100… Esto es desesperante lo q estamos viviendo …” . Mientras tanto, unos “escúalidos” contaban en el suyo cosas como “Pretendía comprar agua potable Minalba para un recién nacido pero era por cola y terminal de cédula.” [y no pudo] o “Ayer por mi casa una carajita venía de la bodega y dos tipos en una moto la encañonaron para quitarle la Coca-Cola” (Emma Alexandra). el gobierno ordena que no se trabaje durante una semana porque no hay agua en el Guri y tenemos el dolar por encima de los 1220.

    Finalmente, leí en el blog de una escritora venezolana que empezó su carrera literaria en el brazo literario del chavismo que ahora anda preocupada por las diferencias entre la toronja rosada y la amarilla, disfruta de su maniucre y no se pierde las últimas series estadounidenses.

    Una pena lo de su bronquitis pero no se preocupe, seguro que ya se le pasó y podrá volver a ocuparse de su cuidado personal, de cómo ser una escritora a comienzos del siglo XXI o de escribir las últimas instrucciones para su manual de la vida. No se preocupe tampoco por Venezuela. Esta reventará pronto y una vez se reordene el caos ulterior, los problemas de la política podrán ser ignorados por usted eternamente.

    • Susana dice:

      En realidad yo lo veo justo al contrario. Frente a tanto desastre y tantas cuestiones en Venezuela que nadie puede resolver por sí misma, lo mejor que se puede hacer es refugiarse en los espacios de civilización que una todavía tiene a su alcance: la buena comida, la buena música, el buen cine…

      Por cierto, House of Cards no fue liberada sino que salió a la venta. Si nadie la compra, no hay más series. Mientras no descubran una buena manera de calcular cuantas arepas vale un corte de pelo durante un año o a cuantos smartphones tengo derecho por enseñar inglés a quien los venda, todos necesitamos el dinero para intercambiar bienes y servicios. Si no se paga, no se consigue. Esta realidad es verdaderamente desagradable porque yo también soy, de corazón, tan comunista cultural como usted y como cualquier otra persona sensata pero cuanto antes nos adaptemos a la realidad mejor podremos interaccionar con el mundo que nos rodea si lo que queremos es mejorarlo y menos frustraciones acumularemos por no tener que luchar en batallas que son hermosísimas, sí, pero están perdidas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s