randomness

Ejercitar la gratitud como un músculo

"Gratitude", por ally213 bajo licencia CC BY NC ND 2.0.

“Gratitude”, por ally213 bajo licencia CC BY NC ND 2.0.

Desde hace meses vengo leyendo en diversos lugares sobre el ejercicio consciente de la gratitud. La gratitud, dicen los estudios, mejora el sueño, reduce la depresión, protege contra los ataques cardíacos, y aumenta las capacidades de atención, concentración y productividad.

Este año, he hecho un gran esfuerzo por concentrarme en estar presente, en obtener enfoque y claridad entre tantas cosas que vuelan alrededor, entre tanto bombardeo de información, entre tantas tareas pendientes. La meditación, una práctica que aún no logro convertir en un hábito, ha sido, sin embargo, una ayuda tremenda para entrenar mi disperso cerebro a canalizarse en una sola cosa a la vez. Hace un par de semanas descubrí la existencia de algo llamado 5 minute journal, y comencé a practicarlo también.

El 5 minute journal toma eso: cinco minutos, y en lo personal me ha ayudado muchísimo, hippismos aparte, a dominar mi mal carácter, mi estrés constantemente desbordado, y mi manera aprehensiva de enfrentar los problemas. No, no me he vuelto mágicamente perfecta en dos semanas, pero reconozco en mí misma pequeñas diferencias en la manera de reaccionar, en la forma de hacer cara al día a día, pero sobre todo en perspectiva. Empezar y terminar mi día haciéndome estas simples preguntas me ha dado, en parte, justamente lo que he estado buscando: un centro estable desde donde partir, la capacidad de regresar a lo básico, de recordarme que mi vida es fundamentalmente buena. Todavía no sé si es que estas dos semanas han sido objetivamente fantásticas por pura casualidad, o si es resultado del ejercicio, pero debo reconocer que he sido significativamente más feliz.

Si bien el 5 minute journal es una libreta específica que se vende, el propio autor ha subido el PDF a Issuu y puede consultarse. Yo he sacado de ahí las preguntas y las he pasado a un cuaderno cualquiera. No tiene mayor ciencia. Si quieres intentarlo, cualquier cuaderno vale. Cada mañana y cada noche, justo al levantarte y antes de acostarte, hazte las siguientes preguntas:

Mañana:

  • ¿Por qué cosas estoy agradecido?
  • ¿Qué haría genial el día de hoy?
  • Afirmaciones diarias. Soy…

Noche:

  • Tres cosas geniales que sucedieron hoy.
  • ¿Qué pude haber hecho para que el día de hoy fuera mejor?

Enfocarte en cosas que estén dentro de tu poder (nada de “que lloviera” o “ganarme la lotería”) y permitirte analizar qué salió bien, pero también en qué puedes mejorar, han sido para mí las claves de esta práctica. Si quieres saber más, tienen una página web donde también puedes comprar el diario original.

Si quieres estar pendiente de mis próximos artículos, puedes seguirme en Twitter, o suscribirte al blog por correo electrónico o por feed. Además, en esta casa, los comentarios son apreciados.
Anuncios
Estándar

One thought on “Ejercitar la gratitud como un músculo

  1. Carmen Victoria Carrizo dice:

    Gracias por este artículo. En estos momentos creo que me hace falta hacer algo así. Es difícil concentrarse en lo bueno cuando lo malo hace tanta bulla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s